Thursday, 21 August 2014

El galáctico, pirático y alienígena viaje de mi padre, de Neil Gaiman


Me gusta mucho Neil Gaiman, mucho. Mi novela preferida por este autor, y creo que mi preferida de fantasía en general, es Neverwhere (adultos), y la novela infantil El libro del cementerio ( o The Graveyard Book), ganadora de las medallas Newbery ( ficción infantil norteamericana) y Carnegie ( ficción infantil británica), también me gustó mucho. Por no hablar de la archiconocida Coraline. Neil Gaiman tiene un aire a Tim Burtom que me encanta! Esta novela, no obstante, no ha cumplido mis expectativas.



Título: El galático, pirático y alienígena viaje de mi padre (Fortunately, The Milk)
Autor: Neil Gaiman
Ilustrador: Skottie Young
Páginas: 114
Año de publicación: 2013
Valoración: 6

Neil Gaiman nos narra en las aventuras de un padre que se queda solo a cargo de su hijo y su hija mientras su mujer está en viaje de negocios. Y ya sabemos qué pasa cuando los padres se quedan solos a cargo de los niños... ;)

La aventura comienza cuando, como la madre bien había advertido, se quedan sin leche para el desayuno y, ¡oh, horror, para el te!, y tiene que salir a comprarla a la tienda de la esquina. El problema es que en el corto y previsible viaje a la tienda, el padre se encuentra con todo tipo de personajes de lo más variado que dan lugar a las situaciones más absurdas hasta que el señor puede volver a casa con sus hijos y estos pueden desayunar sus cereales con leche.

Antes de seguir y de explicar por qué no va a ser uno de mis favoritos de Neil Gaiman, voy a hacer mención al excelente trabajo de Skottie Young, el ilustrador. Yo tengo el libro en formato Kindle, pero creo que vale la pena en papel solo por las magníficas ilustraciones, que para mí es de lo mejor del libro.

Y ahora viene mi opinión y voy a contextualizarla. Yo soy una persona un poco extraña. Me gusta la fantasía, pero siempre he sido muy lógica. Para que os hagáis a la idea, de niña mis padres me leían un cuento en el que la luna lloraba, y cuando llegaban a esa parte yo siempre contestaba: "Vaya tontería de historia. ¡La luna no llora!". Ahora, cuando suelto algún comentario hiperrealista de los míos en presencia de mi madre, ella siempre contesta "claro, la luna no llora,¿no?". Con esto quiero decir que me gusta la fantasía, pero me tienen que hacer creer que lo que está pasando es plausible y real dentro de ese mundo, y ese es precisamente el problema que he tenido con esta historia, que es de lo más absurdo. Hay alienígenas, piratas, ponys y dinosaurios que actúan de una manera totalmente errática y una gran confusión en el tiempo por culpa de una máquina que los lleva a todos locos. 

La historia no tiene ni pies ni cabeza, pero reconozco que si estáis pensando en comprarlo para algún niño de imaginación desaforada, posiblemente se lo pasará genial y se reirá mucho, como bien dicen los comentarios en Amazon y Goodreads. 




No comments:

Post a Comment